Tres españoles han sido detenidos en la República Democrática de Santo Tomé y Príncipe acusados de intentar asestar un golpe de estado en el país africano, y entre ellos está un ciudadano gaditano residente en la localidad de San Fernando.

Ses trata, según informa el periódico El Mundo, de José Manuel López Jiménez, que fue cabo de la Legión en la que entró con 17 años de edad, y que abandonó para pasarse al sector de la seguridad privada, trabajando de escolta en el País Vasco durante una década para empresarios y políticos, y por último de un magnate ruso en Marbella.

José Manuel López tiene 49 años de edad recién cumplidos, es divorciado y padre de dos hijos mayores.

Según la información que recoge El Mundo de allegados suyos “es muy buena gente” y para quienes lo conocen “sin duda es la persona en la que confiarías tu seguridad. Es un lujo trabajar con él. No se mete en jaleos y lo suyo lo hace muy bien”, por lo que su detención ha causado enorme sorpresa.

Comenta esta noticia